Cinco tips para pasear con tu perro

caniche con arnes dando un paseo agradable

TIP 1: Observa a tu perro

Cuanto más tiempo pases observando a tu perro mejor le conocerás y eso te permitirá apoyarle en las diferentes situaciones que se os presenten.

¿Tiene miedo?, ¿está estresado?, ¿le preocupa el perro que se acerca?, ¿está comunicándose con otro perro?, ¿hay un olor que le interesa?, ¿ha visto a lo lejos algo que no entiende y necesita pararse a observar?.

TIP 2: Utiliza material de paseo adecuado

Lo ideal es utilizar un arnés en H lo más ligero posible y una correa larga de al menos 5 metros. La correa larga permite al perro relacionarse mejor con el entorno: acceder a olores interesantes, relacionarse con otros perros sin tensión en la correa, etc. Para manejarla, tendremos que aprender a no tirar de la correa, a comunicarnos de forma silenciosa y a sincronizarnos con el perro.

Además del material correcto es muy importante que todos los días pueda pasear un rato suelto.

TIP 3: No hay un destino al que llegar

Es importante que el perro pueda ir asegurando todo el entorno a su ritmo y no al nuestro. Le esperaremos cada vez que necesite pararse a olfatear o a observar. Para ello, le daremos espacio y le esperaremos a su misma altura sin seguir andando para no meterle prisa. Cuando el perro termine y comience a caminar es entonces cuando reanudaremos el paso.

TIP 4: Mide el tiempo y los estímulos no la distancia

En la calle el perro se encuentra con múltiples fuentes de estrés. Es por ello que debemos tener en cuenta el tiempo de exposición y los estímulos que haya en la calle en el momento del paseo. No es lo mismo un paseo por la ciudad en las horas puntas que un paseo a primera hora de la mañana cuando apenas hay ruidos, personas, coches, etc.

Habrá perros que por su edad o su nivel de estrés no podrán pasear más de cinco minutos seguidos durante un tiempo y otros que  necesitarán  paseos de al menos treinta minutos.

TIP 5: No seas el protagonista

Ante las diferentes situaciones que se nos presentan tenemos que aprender a ser una referencia de calma para el perro en vez de personas reactivas.

La idea es aprender a comportarnos como lo hacen los perros maduros. Ellos primero observan la situación, después valoran lo que hacer y si deciden actuar lo hacen de la forma más eficaz y calmada posible, asegurándose de que el conflicto se soluciona.

¿Quieres que te ayude a aprender a pasear con tu perro desde el entendimiento y sin utilizar ningún tipo de técnica de adiestramiento?. ¡Conoce el servicio de sesiones personalizadas de educación canina online o presencial en Gipuzkoa!.

¡Si crees que este artículo puede mejorar la vida de alguien compártelo!

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat