Los riesgos para tu perro de utilizar un collar para pasear

perro pequeño tirando de la correa

Una decisión vital

Muchas veces tomamos decisiones vitales para nuestros perros en base a información errónea, consejos de personas cercanas sin formación o creencias populares que no nos paramos a contrastar. Todo ello nos puede llevar a utilizar un collar para pasear con nuestro perro en vez de un arnés.

Riesgos psicológicos

Me gustaría explicar más a fondo por qué es tan trascendente esta elección para el bienestar físico y emocional de nuestro perro. Empecemos por entender que en los paseos ocurren muchas cosas importantes para un perro. Tienen que gestionar el entorno, las personas y los encuentros con otros perros y todo ello lo perciben de una forma u otra en función de diferentes factores, entre los que destacan el material de paseo y el manejo que hacemos del mismo. No es lo mismo conocer a otro perro con un collar y una correa de un metro que con un arnés cómodo y una correa larga con la que tener margen de maniobra.

Por lo tanto, utilizar un arnés apropiado va a ayudar a nuestro perro a enfrentarse a los retos del día a día sintiéndose cómodo, sin molestias ni dolor, lo que mejorará su capacidad de gestión.

Riesgos físicos

Por otra parte, la anatomía de un perro es muy similar a la nuestra. Al igual que para nosotros, el cuello de un perro es muy sensible y contiene órganos vitales que pueden verse perjudicados por el uso de un collar. Más aún si damos tirones de correa o si nuestro perro por diferentes motivos tira de la correa.

En el siguiente video podemos visualizar cómo es por dentro el cuello de los perros:

Los riesgos físicos de utilizar un collar son los siguientes:

  • En la piel: pérdida o irritación de la piel, heridas y dolor.
  • En los músculos del cuello: contracturas, contusiones y dolor.
  • En el timo: en perros jóvenes y cachorros el daño mecánico producido por el collar al timo puede reducir los linfocitos T (un tipo de glóbulos blancos).
  • Hueso de la lengua: puede producir dificultades a la hora de tragar.
  • Vertebras y discos vertebrales: se acelera la degeneración pudiendo causar osteoartritis de la columna y hernias en los discos.
  • Médula espinal: se puede producir un estrechamiento del canal medular y en consecuencia pinzamiento de la médula espinal.
  • Nervios: los discos herniados pueden pinzar los nervios causando dolor e influyendo en las funciones neurológicas.
  • Nervios simpático y parasimpático: se puede causar un daño directo o indirecto (como consecuencia de la inflamación y la presión de tejidos adyacentes).
  • Arterias y venas: la presión en las venas ejercida por el collar puede subir la presión sanguínea en el cerebro, así como la presión intraocular de forma que a largo plazo el riego cerebral puede verse disminuido y dar lugar a glaucoma.
  • Tráquea: los anillos del cartílago pueden perder su curvatura o romperse, disminuyendo el calibre del conducto y dando lugar a problemas respiratorios.
  • Laringe: se pueden producir dificultades al tragar, atragantamiento y dolor.
  • Esófago: se pueden producir dificultades al tragar y dolor.
  • Tiroides: se puede producir hipotiroidismo.

Así mismo, los problemas físicos pueden empeorar o dar lugar a problemas de comportamiento. Cuando no nos encontramos bien y nos duele algo no tenemos el mismo humor ni la misma paciencia y los perros tampoco. 

Quería terminar con una reflexión y es que si todos estos riesgos se pueden dar con un collar normal imaginemos el riesgo de utilizar collares de pinchos o de ahogo por ejemplo. 

Fuente de información sobre los riesgos de daños físicos:

Contenido desarrollado por Freedogz.be y editado por Haqihana.com “¿Alguna vez te has parado a pensar sobre lo que ocurre bajo el  collar?”.

¿Quieres que te ayude a elegir el material de paseo adecuado para tu perro y a aprender a manejar la correa?. ¡Conoce el servicio de sesiones personalizadas «Entiende y ayuda a tu perro».

¡Si crees que este artículo puede mejorar la vida de alguien compártelo!

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat